11/12/09

Sólo el PP y descendientes de los fascistas presentan alegaciones contra la supresión de símbolos de la dictadura en A Coruña

La familia de un franquista denuncia al gobierno coruñés por retirarle honores.

La lenta retirada de la abundante simbología franquista en las calles y edificios de A Coruña, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica en vigor desde hace dos años, tendrá segunda parte en los tribunales. La familia del teniente coronel Jesús Teijeiro Pérez, fallecido en Asturias a los pocos meses de estallar la Guerra Civil en la que fue un activo colaborador de los sublevados bajo las órdenes de Franco, denunció en los juzgados la decisión del Ayuntamiento de retirar su nombre de una calle. Los descendientes de este destacado organizador de las milicias armadas denominadas Caballeros de La Coruña y al frente de las tropas que irrumpieron en Oviedo en noviembre de 1936 son, de momento, los únicos que recurrieron la aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

El gobierno local, sobre todo los socialistas, que llevan más de un cuarto de siglo en la alcaldía, temían más oposición vecinal a la retirada de símbolos franquistas, como la imponente estatua de Millán-Astray, y al cambio de nombre de una veintena de calles dedicada a los que participaron en el golpe de Estado de 1936 o durante la posterior dictadura. Fue una de las causas por las que se tardó en aplicar la ley en vigor desde hace dos años. Pero al final, contra el complejo proceso ideado por los poderes locales, que se valió de un informe de expertos para llevar adelante la supresión de un listado recortado de títulos y conmemoraciones a represores, sólo se presentaron ese recurso judicial y previamente tres alegaciones.
El PP coruñés, la familia de otro conocido falangista local, Arcadio Vilela, y los propios herederos de Teijeiro intentaron, con alegaciones que fueron rechazadas, tumbar otro trámite municipal para la retirada de la simbología franquista, la modificación del reglamento municipal de honores y distinciones para evitar que haya que consultar, como hasta el momento, a los familiares de quienes se les otorga o retira un reconocimiento municipal.El PP, único grupo de la oposición en A Coruña, reiteró ayer en el pleno municipal que no consultar a los familiares de dirigentes franquistas -entre ellos el propio dictador- a los que se les retira varios títulos y condecoraciones, supone "levantar un muro de silencio en torno a personas concretas y sus descendientes", según arguyó el edil conservador Juan de Dios Ruano. "Pedimos al PP", rogaron los representantes del PSOE y del BNG, "que esté del lado de los que padecieron y de los que murieron, no de los que reprimieron y eliminaron derechos".
Pero, con o sin audiencia a los familiares de dirigentes franquistas, los únicos que decidieron acudir a los juzgados fueron la hija y el nieto de Teijeiro Pérez. Desde febrero de 1939, una calle la ciudad lleva su nombre y rebautizar ese vial vulnera, según sus descendientes, "el derecho al honor" del militar que falleció en noviembre de 1936, cuando estaba al frente de las tropas que rompieron el cerco en Oviedo.
En su recurso judicial, la familia de Jesús Teijeiro apela a la protección de sus derechos fundamentales contra el acuerdo adoptado por el Ayuntamiento coruñés. El teniente coronel, según el informe de los expertos sobre la retirada de simbologia franquista, "organizó las milicias civiles armadas denominadas Caballeros de La Coruña, que participaron en el control y represión física en la ciudad tras el golpe de Estado". "Participó en la sublevación militar, en la represión de la retaguardia coruñesa y activamente en la Guerra Civil", añade el documento.
Retirada en Oviedo
Hace pocos meses, en Oviedo, donde gobierna con mayoría absoluta el PP, el Ayuntamiento también acordó, basándose en un informe de expertos, suprimir una estatua y una calle dedicada al teniente coronel Teijeiro.
Arcadio Vilela Gárate (1883-1946), cuya familia también alegó por no ser consultada sobre la eliminación de su nombre del callejero coruñés, fue, según los historiadores, "un activo falangista de los primeros momentos" que, bajo las órdenes del propio Teijeiro en las milicias armadas, "participó en el control, combates y represión de A Coruña".
El PP coruñés ha venido oponiéndose tenazamente a la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, hasta el punto de que su líder, Carlos Negreira, llegó a calificar a Millán Astray de "coruñés de pro".

http://www.elpais.com/articulo/Galicia/familia/franquista/denuncia/gobierno/corunes/retirarle/honores/elpepiautgal/20091210elpgal_2/Tes?print=1

No hay comentarios:

Publicar un comentario