19/11/09

"PSdeG y BNG no utilizaron los fondos públicos para exhumaciones de la dictadura, sino para homenajes y monolitos"

Tras más de ocho años exhumando fosas en España -de un total de 130, 11 en Galicia-, el vicepresidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica da por hecho que el Gobierno de Zapatero no asumirá la apertura de las fosas del franquismo. Para Macías, PSdeG y BNG no están legitimados para acusar al Gobierno de Feijóo de haber frenado el proceso de recuperación de la memoria histórica. "El bipartito ya le había puesto freno. Para ellos -cuestiona- las exhumaciones no sirven para el autobombo personal"

R. PRIETO A CORUÑA -Un año después de que Garzón delegase en 60 juzgados, seis de ellos gallegos, la investigación sobre las desapariciones del franquismo, sólo dos en Zamora han acatado la orden. ¿Qué le parece este carpetazo de los tribunales territoriales?

-Es dar la razón a los que pensábamos que esa no era la solución porque supone dejar la decisión en el ámbito personal e ideológico de muchos jueces. Cuando Garzón intentó llevar el caso desde la Audiencia Nacional, enseguida la Fiscalía de la Audiencia se le echó encima diciendo que la solución era delegar en los juzgados territoriales. Cuando lo hizo, estos son los resultados. El problema es que hay gente a la que no le gusta lo que estamos haciendo. Políticos, jueces y colectivos marean la perdiz diciendo que esto no se hace así, pero cuando se hace de otra forma tampoco funciona. Cuando un político trata de rechazar todo lo relacionado con la memoria histórica utilizando como argumento que este tema está politizado, el asunto se intenta judicializar pero al final tampoco funciona. Nos gustaría que alguien nos diera la fórmula mágica.

-Si la Audiencia Nacional investigó la dictadura de Videla o Pinochet, ¿por qué no la de Franco?

-Seguramente porque salpica a más gente que está en la Judicatura. En España la Transición lo que hizo fue repartir disfraces a diestro y siniestro. Hubo jueces que firmaron sentencias de muerte y con la llegada de la democracia se convirtieron en demócratas de toda la vida. La Judicadura es un órgano en el que están padres, hijos y nietos. Con ese continuismo generacional, no se puede actuar. A ver quién obliga a la clase judicial a investigar este tema, si la Transición no hizo que nadie se mirase al espejo y se diese vergüenza a sí mismo.

-En cuanto a los políticos, con Fraga la ARMH apenas abrió un par de fosas en Galicia y con el bipartito impulsaron las exhumaciones en Galicia. ¿El color político influye en su trabajo?

-No es algo exclusivo de Galicia. Lo que ocurre es que en nuestros comienzos no disponíamos de los medios y la experiencia que con los años fuimos adquiriendo. La cifra de exhumaciones no aumentó porque el bipartito estuviera en la Xunta, sino porque la asociación fue creciendo y el trabajo se fue multiplicando. Lo que más ha influido en el aumento del listado de exhumaciones son las subvenciones aprobadas desde el año 2005 por parte del Ministerio de Presidencia de algunas actuaciones.

-Pero PSdeG y BNG reprochan ahora al Gobierno de Feijóo la ausencia de fondos para la recuperación de la memoria histórica... -Me hace gracia cuando portavoces del bipartito dicen ahora que la llegada de Feijóo a la Xunta ha supuesto un freno a todo lo relacionado con la memoria histórica. No me lo puedo creer. El freno ya estaba puesto. A nosotros el bipartito nunca nos ayudó. Es más, nunca estuvo presente en ninguna de las exhumaciones que hicimos en Galicia y jamás subvencionó la apertura de una fosa. El dinero público se utilizó para homenajes y monolitos: el escenario perfecto para sacar la bandera y que alguien se cubriese de gloria. Para ellos, desgraciadamente las exhumaciones no sirven para autobombo personal. Entonces, en este caso alguien decidió que no se debían hacer.

-¿Esperaban esta falta de apoyo por parte del Ejecutivo de socialistas y nacionalistas?

-Desde luego que no. Además cuando estaban en la oposición, incluso presentaron alguna petición en el Parlamento gallego para que se apoyaran estos temas. Pero cuando llegaron al poder no hicieron absolutamente nada. Tuvieron la desfachatez de hacer dos exhumaciones prácticamente en funciones. Eso sólo fue para poder utilizar ahora el argumento de que el bipartito en la Xunta sí que hizo exhumaciones. Eso a nosotros no nos vale.

-Tras ocho años exhumando fosas del franquismo, ¿da por hecho que estas exhumaciones sólo continuarán si los voluntarios no tiran la toalla o confía en que el Gobierno central asuma esta responsabilidad?

-Igual no le queda otro remedio que actuar recibe un toque de atención de algún organismo de fuera, como ya ha ocurrido en otros países. Después de cinco años con un nuevo color político en el Gobierno central, ya ha habido tiempo suficiente como para haberlo asumido. Al no haberlo hecho durante el Gobierno de Felipe González podían habérselo planteado con el nuevo Ejecutivo socialista. Pero si no lo han hecho hasta ahora es porque no tienen pensado hacerlo.

-Si Franco levantase la cabeza y viera el trabajo de las familias y de los voluntarios.

-Seguramente se moriría de vergüenza. Aunque si levantase la cabeza y volviese la dictadura, nosotros no estaríamos aquí. Pero hoy, con la situación actual del país, vería que fue el mayor criminal de la historia que ha dado España. Hoy ya no convencería a tanta gente ni llenaría tantas plazas de Oriente como llenó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario